El Teorema Katherine





Según Colin Singleton existen dos tipos de persona: los que dejan y los que son dejados. Él, sin duda, pertenece al segundo. Su última ex, Katherine XIX, no es una reina, sino la Katherine número diecinueve, que le ha roto el corazón. Para escapar de su mal de amores, y con el propósito de hallar un teorema que explique la maldición de las Katherine, Colin emprende junto a su amigo Hassan una aventura que le llevará a Gutshot, un pueblecito de Tennessee, y a la sospecha de que en la vida la inteligencia no siempre es la mejor compañera de viaje.





Colin no es un genio (aunque ya le gustaría): es un niño prodigio. Un experto en memorizar absolutamente todo, en hacer anagramas con cualquier palabra o frase y en salir con chicas llamadas Katherine que le rompen el corazón. Ha asumido que es un dejado sin remedio, y tras el chasco con la última Katherine de su vida (la XIX) decide emprender un viaje con su mejor amigo para airearse, vivir aventuras y encontrar una fórmula matemática capaz de predecir las relaciones amorosas.


Tras lo muchísimo que me gustó Bajo la misma estrella (reseña AQUÍ), tenía ganas de volver a leer otra obra del autor; aunque en ningún momento he comparado ambos libros, ya que nada no tienen nada que ver (excepto el singular sentido del humor y esa obsesión por no ser olvidado).
Después de haber visto muchas opiniones dispares sobre El Teorema Katherine empecé a leerlo sin saber qué esperar, e hice bien: imaginara lo que imaginara no habría acertado, porque si algo es éste libro es original y, sobre todo, muy peculiar.

El ingenio y la creatividad de John Green son innegables, tanto a la hora de crear personajes extravagantes, como de inventar historias nada típicas y narrarlas con mucho humor. Terminé el libro con una sonrisa, la última de muchas, provocadas por los divertidos diálogos de la novela, los mordaces comentarios de los personajes y las graciosas anotaciones del autor a pie de página. Esta novela trasmite muy buen rollo.

El elenco es insólito, con esos personajes espontáneos y cercanos a los que se coge cariño. Hassan es despreocupado, afable y gran amante de la comida en general y de las Monster Thickbugers en particular; y Lindsey (sin duda mi personaje preferido) es una joven alegre, que vale tanto para curar heridas como para ser guía turística y que a pesar de lo que ella misma cree es muy directa y valiente.
Colin, en cambio, llegó a resultarme cansino: tantos anagramas, tantas fórmulas, tanto afán por saber y por divulgar sus conocimientos en ocasiones me resultaban pesados. Pero si Colin no tuviera esa fijación por lo anteriormente mencionado, no sería Colin; ese chico brillante, dispuesto, amable y gran lector.

En relación con lo que acabo de comentar, para mí el mayor fallo del libro es que contiene demasiados datos: sobre historia, sobre matemáticas (aunque en cierto momento este último tipo de información disminuye y se recoge en el apéndice que hay al final de la novela), sobre biología, sobre idiomas… Tantas referencias me sacaban de la historia a veces, dejándome algo descolocada y provocando que me costara volver a meterme en situación; sobre todo si se trataban temas matemáticos que no entendía: me sentía muy perdida.

Las ultimas páginas del libro (que, por cierto, lo he leído enseguida y me ha sabido a poco) me gustaron especialmente, así como las partes en las que Colin nos va desvelando su experiencia con ciertas Katherines. 
En la novela tampoco podían faltar dosis de reflexión ni conclusiones que nos hacen pensar y plantearnos las cosas de otra manera.


El teorema de Katherine es una obra autoconclusiva escrita con inteligencia, sentido del humor, ingenio y datos, muchos datos (algunos más interesantes que otros).

Leyna

Hablando de… (5): Finales abiertos VS Finales cerrados



En esta ocasión voy a hablar de finales, pero no de libros que tienen continuaciones, ya que en ese caso es más normal encontrar un desenlace abierto (aunque aun así los prefiero cerrados); me refiero a los finales abiertos o cerrados en libros autoconclusivos o en últimas novelas de saga.



FINALES ABIERTOS

Pros:
  • Poder imaginar lo que va a ocurrir y, al no saber lo que pasa, interpretarlo nosotros y dar a la historia el desenlace que queremos.
  • A veces, cuando un final no nos gusta, es mejor que sea abierto a que esté cerrado y termine como más nos desagrada.
Contras: 
  • ¡No sabemos lo que pasa! Puede que el destino de los propios protagonistas quede en el aire… La intriga es odiosa.
Contra/Pros:
  • Es más probable que tenga continuación. ¿Cuántas veces una historia iba a ser autoconclusiva y, tras el éxito, se vuelve saga; o una saga se alarga? Aunque las obras con finales cerrados tampoco se libran de esto, hay más posibilidades de que ocurra si el desenlace deja algunos (o muchos) cabos sueltos. No lo pongo ni en pros ni en contras porque dependiendo de la obra a veces gusta que haya más partes y a veces no.
Ejemplos: Esta vez no pongo ejemplos para no spoilear sobre el tipo de final de las novelas que podría mencionar.


FINALES CERRADOS

Pros: 
  • Sabemos lo que ocurre. No hay dudas ni incógnitas. No nos quedamos con la intriga de saber sobre la historia o los personajes.
  • Los epílogos que nos narran qué ocurre con la vida de los personajes tiempo después; esto es raro encontrarlo en libros con finales abiertos.
Contras: 
  • Si el desenlace no nos gusta no hay más, es lo que es y no cabe la posibilidad de interpretarlo de una manera diferente.
Contras/Pros: Cuando un final termina cerrado y con todos los cabos atados, es más difícil sacarse de la manga más continuaciones (aunque pasa, ojo). Puede ser algo bueno o algo malo dependiendo de lo que nos guste la historia o el final: si el desenlace no nos agrada, que haya más novelas puede "arreglarlo"; pero si nos gusta cómo termina una obra pueden disgustarnos las continuaciones por miedo a que se carguen ese final con el que estábamos tan satisfechos.


Sin duda, prefiero los desenlaces totalmente cerrados. SIEMPRE, aunque no me gusten. No soporto quedarme con la duda. 

También hay finales semiabieros-semicerrados, de esos en los que lo más importante queda cerrado pero algunas cuestiones secundarias no se resuelven del todo. Depende de los detalles me molestan más o menos, pero los prefiero a los desenlaces abiertos.


¿Sois más de finales abiertos o cerrados?
¡Os leo! :)

Leyna

Frases para recordar (70): Sombra y hueso





Sombra y hueso me encantó, por lo que, obviamente, quería dedicarle una entrada en esta sección.

En otras ocasiones me cuesta decidir la cita que voy a compartir, pero esta vez no he dudado: tengo claro qué fragmento elegir, de mis favoritos de la obra.




"Era algo firme y poderoso, y parecía que mi cuerpo entero acabara de despertarse. Sentía el latido de mi corazón, la presión de la seda sobre mi piel, la fuerza de sus brazos a mi alrededor, una mano enterrada profundamente en mi pelo, y la otra en mi espalda, atrayéndome hacia él. Cuando sus labios se encontraron con los míos, la conexión entre nosotros se abrió y sentí que su poder me inundaba. Sentí cuánto me deseaba, pero, detrás de ese deseo, sentía algo más."


Ains, qué ganas de leer su segunda parte; menos mal que no falta mucho para su publicación.
¿Qué os parece? :P

Leyna

Ninfas



El día que Didi, con 17 años, hace el amor por primera vez con su novio, éste muere en extrañas circunstancias. Pocas horas después, dos misteriosas mujeres aparecen en la vida de Didi para darle la noticia: ella no es una mortal, sino una ninfa, y está destinada a ser joven y bella para siempre.
Hay pocas reglas, en la vida de una ninfa, y son simples. La más importante de todas: no enamorarse nunca. Pero Didi no quiere renunciar al amor, y menos ahora que se ha reencontrado con Samuel, su antiguo amigo del alma.
Para complicar más las cosas aparece Eric, un hombre de una belleza masculina e irresistible que pertenece a la estirpe de los Sátiros, lo más peligroso que una ninfa puede encontrarse en su camino.




Didi ha vivido siempre bajo la sobreprotección de su madre, en especial en lo referente a los chicos. Sin embargo, Didi se siente algo más libre cuando cree conocer al joven perfecto y decide perder su virginidad con él. Lo que no esperaba es que éste muriera durante el acto sexual. Es entonces cuando aparecen Kati y Nadia en la vida de la adolescente y desvelan el secreto de su existencia: Didi es una Ninfa, y deberá vivir como tal. Con sus ventajas… y sus inconvenientes.


Nunca había leído un libro sobre ninfas, por lo que tenía muchas ganas de probarlo, ya que el tema me parece sumamente original. Una pena que me haya defraudado y no haya sido lo que esperaba.

Para empezar, la historia podía haber dado muchísimo más de sí. Con ese argumento tan novedoso, podría haberse sacado más partido a la trama. Me hubiera gustado que lo referente a las ninfas y a los sátiros se explotara mucho más. En lugar de tener una historia emocionante e interesante, me encontré ante una trama desaprovechada, aburrida y repetitiva. Toda la novela es siempre lo mismo, se atasca y no avanza: da un paso adelante y dos atrás.

Otro de los aspectos que han provocado que no me gustara el libro, es que no congenié con ninguno de los personajes (lo acabé de leer no hace mucho y no me acuerdo de la mayoría de sus nombres, para que os hagáis una idea de lo indiferentes que me resultaron).
La única que me cayó un poco bien fue Nadia, por su comprensión y dulzura, pero tampoco me convencieron ciertas acciones: está súper segura de algo, apoyando su posición a muerte, pero cambia de opinión drásticamente por detalles poco importantes.
Didi no me gustó. Sus reacciones no me parecen nada creíbles. ¿Supera tan fácilmente todas las cosas graves que pasan, tras soltar un par de lágrimas? Me chocó muchísimo cómo podía estar tan afectada por ciertos hechos y al instante olvidarlos por completo. Toda ella se me antojó incoherente e incomprensible.
Kati causa ese sentimiento de amor-odio. Puede ser muy dura y egoísta, llevándose por delante a quién haga falta; pero a veces agradecía su soltura y seguridad. Sin embargo, me desagradaba más que agradaba.

El libro está narrado en tercera persona desde la posición de la mayoría de los personajes que aparecen. Cada uno tiene su historia y más de una vez nos sumergimos en los recuerdos del elenco para profundizar en su pasado. Lástima que las tramas estén tan mal llevadas, porque me intrigaban la de Kati y, sobre todo, la de Nadia.

El ritmo me ha parecido muy lento y pesado. Hay muchas partes de la novela en las que no pasa nada o, si pasa, es más de lo mismo, volviendo a repetirse situaciones ya leídas. Entre los mal estructurados personajes y el poco trabajado argumento, la lectura se me ha hecho muy aburrida.

La narración no me ha parecido destacable, y el final me ha dejado completamente fría. Ni siquiera lo encontré emocionante. Es abierto, pero si los autores pretendían que provocara interés por la continuación, en mi caso no lo han conseguido. Tras acabar de leerlo me quedé pensando: "Vale… ¿Y? ¿Esto es todo?". 

No calificaría a este libro como juvenil, puesto que, a pesar de que la protagonista tiene 17 años, hay unas cuantas escenas de sexo; si bien es cierto que no son fuertes ni muy explícitas. 

Ninfas es la primera parte de una saga, aunque no sé si será bilogía o si tendrá más libros. El segundo ya se ha publicado en el extranjero, pero todavía no se sabe nada de su llegada a España. Con lo poco que me ha gustado éste, no leeré su continuación.


A pesar del potencial del argumento, Ninfas me ha decepcionado.
Una historia en apariencia innovadora que, contra todo pronóstico, no aporta nada nuevo.

Leyna

¡Va de portadas! (76)


Hoy os muestro tres cubiertas: dos me gustan mucho y la otra no. ¿Quereís saber cuáles son? ¡Adelante! ^^



La portada del tercer y último libro de la serie de Stephanie Perkins me parece muy bonita (sobre todo comparada con la sosísima cubierta original, que ya mostré AQUÍ).

Me gustan los colores vivos, lo alegre que es y la imagen, que por la ropa de los jóvenes es ideal para la época en que se publica (el 15 de noviembre).

Un punto a favor es que conserva el estilo de los anteriores libros. Las portadas de esta serie son muy bonitas, no sabría decir cuál me gusta más, pues todas, ya sea por los colores o la imagen, tienen algo especial. Me transmiten alegría, optimismo y buen rollo.





Aguas turbulentas, continuación de Los Abisales, también tiene el mismo diseño que su obra anterior, pero no me convence.

Me agradaba más la cubierta que presentaba su primera parte, la encontraba más mística (aunque tampoco me parecía bonita). Ésta, en cambio, aunque reconozco que llama la atención, no me gusta. Opino que la imagen es muy artificial, parece más un videojuego que un libro.




Ya comenté AQUÍ que la trilogía La Selección iba a alargarse dos libros más. Por suerte, esas obras no continúan la historia de America: son un Spin off.

Ésta es la portada de el primer libro, The Heir. Me parece PRECIOSA. Todas las cubiertas de la saga son muy bonitas, y ésta conserva el estilo sin quedarse atrás.

Me gusta la imagen, el detalle de la tiara en la mano de la chica, cómo queda el vestido y los tonos blancos, grises y azules. Me recuerda al invierno por el colorido y los copos de nieve, que incluso parecen luces navideñas cuando se encuentran en la parte superior de la cubierta.

Me encanta 




La primera y la última son mis portadas preferidas (sobre todo la última :P)
¿Y las vuestras?

Leyna

No soy adicta… ¿O sí?



Y después de ese capítulo suele ir otro, y otro, y otro más… Vamos, que sí: soy adicta xD Aunque no soy la única ;)

¿A cuántos os ha pasado? ^^
Feliz miércoles.

Leyna

Opal


No hay nadie como Daemon Black.
Cuando se propuso demostrarme sus sentimientos, no bromeaba. Nunca volveré a dudar de él. Y ahora que hemos superado tantas dificultades, saltan chispas cada vez que estamos cerca. Pero ni siquiera él puede proteger a su familia del peligro que supone intentar liberar a los inocentes. Después de todo lo que ha pasado, ya no soy la misma Katy. He cambiado… Y no estoy segura de las consecuencias de este cambio. Con cada paso que damos para desvelar la verdad nos acercamos más a la organización secreta responsable de torturar y someter a experimentos a los híbridos, y me doy cuenta de que mis habilidades son mucho mayores de lo que imaginaba. Recibimos ayuda de quien menos esperábamos y los amigos se convierten en enemigos. Pero jamás nos rendiremos. Aunque esto implique que nuestro mundo acabe hecho añicos para siempre. Juntos somos más fuertes. Y lo saben.



Tras la muerte de Adam, la vuelta de Dawson y la confesión de sentimientos por parte de Katy y Daemon, las cosas han cambiado mucho para nuestros protagonistas.
Dawson está decidido a rescatar a Beth de las garras de Dédalo, una misión tan peligrosa como casi imposible. Después de lo que ha vivido, el chico no es el que era y eso le pesa mucho a Daemon, que luchará por recuperar a su hermano y estará pendiente de que no cometa ninguna locura.
Katy, por su parte, intentará seguir con los estudios mientras continúa descubriendo su nueva naturaleza, se preocupa por el posible regreso de Will y compagina los problemas que van surgiendo con la relación que ha iniciado con Daemon.


Esta saga se está convirtiendo en una de mis favoritas, ¡cada libro me parece mejor que el anterior! Obsidian me gustó mucho, Onyx más y éste me ha encantado. Si la cosa sigue así los dos que quedan me van a enamorar.

Para mí, el gran puntazo de Opal es que podemos ver a Katy y Daemon como pareja. La mayoría de las historias de amor terminan cuando los protagonistas acaban juntos, pero no muchas veces tenemos la posibilidad de ver cómo actúan y cómo se comportan siendo novios. Después de tantas idas y venidas y tantos tira y afloja, ha sido genial ser testigo ¡por fin! de su romance. 

He disfrutado con cada una de las escenas que Katy y Daemon compartían, y no sólo por sus momentos dulces, tiernos y apasionados. Aunque podemos ver la faceta más romántica y cariñosa del chico, Daemon sigue siendo el mismo de los otros libros: directo, descarado, chulo y sarcástico; por lo que su carácter chocará con el de Katy a veces, ambos tendrán alguna pelea y, sobre todo, varios piques que personalmente me han divertido muchísimo.
Cabe destacar el cambio que he notado en Katy: la he encontrado más madura, segura y asentada.

Si algo mantiene la saga desde la primera obra son diálogos audaces, irónicos y ágiles que valen oro y que siempre me sacan una carcajada: me lo he pasado bomba con todos los comentarios y respuestas mordaces que se intercambian los diferentes personajes.

Es cierto que, en parte, hay menos acción que en las otras novelas, y que al pasar menos cosas podría considerarse un libro puente. Sin embargo, el ritmo y la narración me han parecido mejores. Opal ha durado menos en mis manos que Obsidian y Onyx; y la forma de escribir de la autora me ha llegado más.
Tal y como dice la sinopsis, nunca se sabe en quién confiar, y a pesar de tener mis sospechas, dudaba constantemente sobre quién suponía una amenaza y quién era un verdadero aliado.

El final es súper emocionante, de esos que se leen con nervios y un nudo en el estómago. Acaba interesantísimo y lo deja perfectamente preparado para Origin, obra que no quiero tardar en leer.

Opal es la tercera parte de la saga Lux. Obsidian es la primera (reseña AQUÍ), Onyx la segunda (reseña AQUÍ) y Origin la cuarta. Todas están publicadas en castellano, y Opposition, la quinta y última, se publicará en España a primeros de 2015.


Opal es, de los tres libros que he leído de la saga Lux, el que más me ha gustado.
Personajes brillantes, expectación, mucho amor y un final de infarto.

Leyna

IMM 65 - Vlog 43


Magos de élite, El Oscuro, jóvenes divertidas con poderes, maldiciones, guías de los años 50, hoteles curiosos, realitys, licántropos que son estrellas del rock, ninfas, búsquedas, gallinas, historias reales, romántica adulta histórica, almas gemelas que pueden destruir el mundo, concursos, acercamientos obligados y parejas predestinadas.

AQUÍ tenéis el link a mi canal de Youtube. Allí están todos mis vídeos, si queréis podéis suscribiros para estar al tanto de cada uno que suba.
(Si queréis verlo en alta calidad, elegid HD con la ruleta que aparece en la parte inferior derecha del vídeo)




Agradecimientos a: Edebé, MontenaMaevaSMPlaneta, Nube de Tinta, Esencia, Ediciones B, Plataforma Neo y Bruño.


Reseñas mencionadas:
Related Posts with Thumbnails