Reseña: La canción del fiordo

 

DINAMARCA, SIGLO XIX

El amor de adolescencia de Victoria Holstein se marchó para convertirse en el príncipe heredero a la corona. Ahora ha regresado, justo cuando ella se ve obligada a prometerse con el nuevo capitán del ducado para salvar a su familia de la ruina. Pero ¿y si uno de los dos estuviese relacionado con las repentinas desapariciones que están teniendo lugar y que parecen señalarla a ella? Porque cuando la bruma se levanta, las viejas leyendas que hablan de un linaje maldito y criaturas feéricas parecen más vivas que nunca, y el corazón confundido de Victoria ya no sabe en quién confiar. Un retelling de la Reina de las nieves entre bailes de época, matrimonios concertados, traiciones amorosas y la magia de un bosque encantado.



Un retelling de La reina de las nieves, esa preciosa portada y libro autoconclusivo de fantasía. Estaba claro que iba a leerlo y, si bien no me ha vuelto loca, tiene elementos muy interesantes y resulta una lectura entretenida.

Victoria es una chica que lleva años esperando a su amor de la infancia, que le prometió volver, pero el tiempo lo ha cambiado. Las circunstancias hacen que acabe prometida con otro hombre, de quien su hermana pequeña está encaprichada. A todos estos líos románticos debemos sumar los susurros mágicos del bosque y varios asesinatos.

Como veis, al argumento no le falta de nada. El salseo de la trama amorosa es muy jugoso y, aunque no me gustan los triángulos, este está muy bien llevado y lo he disfrutado. Que la hermana también esté implicada le da el punto justo de chicha sin que se sienta raro. 

Victoria me gustó como protagonista: es resuelta, independiente y sí, fría (algo que encaja muy bien con la novela) pero veremos su evolución a los largo de las páginas. Uno de los aspectos que más me gustó de la obra es la relación que mantiene con su madrastra: es compleja y complicada, pero los puntos de vista de ambas nos dan la opción de comprenderlas y empatizar con sus perspectivas, entendiendo ambas partes. Encontré esta trama muy tierna.

Los capítulos son muy cortos (el libro también), así que la lectura resulta amena. La narración de la autora influye en que sea un libro ágil. Tengo que reconocer que, al principio, su forma de escribir, aunque bonita, me resultó cargante, como con demasiadas florituras. Sin embargo, pasado el principio dejé de tener esa sensación (no sé si porque me acostumbré o porque la forma de escribir ya no era así).

Estamos ante un libro muy completo: romance, fantasía, misterio y salseo; y trata temas como la lealtad, la familia y las leyendas. Me ha faltado algo, no sé decir el qué, porque tiene buenos ingredientes y la lectura es interesante. Aún así no puede negarse que es una obra entretenida y que mantiene con la intriga de qué pasará.


Lo recomiendo si os apetece un libro de fantasía autoconclusivo y ligero.

Leyna

Reseña: Alma de cazadora

 

Dos mundos unidos eones atrás. Dos almas destinadas a encontrarse. Y un pacto que podría cambiarlo todo.

Amira tiene claro qué significa pertenecer a la Orden: obediencia, disciplina e implacabilidad. Los monstruos existen en el Otro Lado, el mundo mágico de más allá de los portales, y si quiere ser una vigilante digna del instituto Ocaso, Amira debe apartar sus emociones cuando se enfrente a ellos. Pero cuando se ve obligada a formar pareja con el irritante Ezra, son estas las que frustran su primera misión en el Otro Lado, dejándola sola en Lo Desconocido. Allí, lo único que la separa de la muerte es la oferta de Vanyr, un misterioso y atractivo demonio. ¿El precio? Acompañarlo en una sombría búsqueda que pondrá en entredicho todo lo que cree conocer sobre el Otro Lado, la Orden y ella misma.

 

Tras esa portada vistosa, llamativa y de toque intrigante, se esconde un urban fantasy con enemies to lovers y todo tipo de seres.

Historia: Si os gusta la fantasía, disfrutaréis de esta trama a rebosar de brujas, demonios, hadas, elfos, dríades y más criaturas. El mundo está muy bien creado y resulta interesante. Cada dato, cada detalle y cada pizca de información las absorbía con curiosidad, no quería perderme nada. Siento que la autora ha hecho un gran trabajo con la ambientación y la historia expuesta.  

Sin embargo, esperaba más romance: no es algo que necesite obligatoriamente en un libro, pero esta obra se vende como romantasy, por lo que tenía ciertas expectativas y esperaba que la dosis del mismo fuera mayor.

Personajes: Amira pertenece a la Orden y su misión es vigilar el instituto Ocaso. Es luchadora y valiente, y tiene unos principios muy claros. Pero en esta novela, no todo es lo que parece, y pronto tendrá que confrontar lo que daba por cierto.  

Vanyr es un demonio que hace un pacto con nuestra protagonista: a cambio de ayudarla, ella deberá acompañar al desconocido en una misteriosa búsqueda.

Narración: Keiz Noyers escribe muy bien y, con su forma de narrar, hace que el ritmo sea ameno y el libro se lea rápido. Me encantó que, al comienzo de cada capítulo, hubiera fragmentos de textos de la Orden que van desgranando información.

Desenlace: Las últimas páginas son un no parar de acción y plot twist. Aunque algunas de las sorpresas se ven venir, otras no las esperaba en absoluto (y una en concreto menos). Pensaba que era un libro autoconclusivo pero está claro que, con la de temas que quedan por resolverse, precisa de una continuación.


Leyna

Reseña: Un mundo oscuro

 

Phoenix «Nix» Loring sabe que su familia es víctima de una maldición de Halloween. Cuando tenía tres años, el 31 de octubre, sus padres murieron en un trágico accidente. Once años más tarde, Lark, su hermana gemela, sufrió un destino similar. Desde entonces, Nix debe sobrellevar la culpa que siente por haber sobrevivido. Ni siquiera la conforta Clarey, el novio de Lark, la única persona que comprende su dolor; porque lo que Nix siente en secreto por él va más allá de la amistad. Tan solo le quedan sus dibujos, donde encuentra consuelo entre los duendes y las hadas de su mundo imaginario de Mystiquiel. Cuando su depresión empieza a afectar a su capacidad de ver en color, Nix decide renunciar a su talento artístico, hasta que su tío desaparece el 31 de octubre. Siguiéndole la pista, Nix y Clarey atraviesan un portal y se quedan atrapados en una deteriorada versión de su ciudad repleta de los bocetos de Nix, que han cobrado vida. A medida que Nix y Clarey buscan al tío de ella en el siniestro y peligroso mundo de Mystiquiel, Nix descubre que detrás de la maldición de su familia y de su espectacular talento hay mucho más... Y, a menos que pueda resolver el laberinto del rey de los duendes antes de que el reloj marque la medianoche, su vida no será la única que la maldición reclame.


Otras obras de la autora me fliparon así que, con esos antecedentes, esta portada y una sinopsis tan llamativa e intrigante, tenía muchas ganas de leer el libro.

Si algo no puede negarse es que A. G. Howard es una maestra a la hora de crear ambientaciones. En esta ocasión nos presenta un mundo steampunk decadente y original donde los seres mecánicos son los protagonistas. Pero antes, nos adentrará en pastelerías y parques de atracciones coloridos, mágicos y que derrochan neón. 

Me flipó acompañar a Nix entre sus dibujos y creaciones con tornillos y engranajes, los vistosos dulces de su tío que provocan emociones y posteriormente descubrir Mystiquiel de la mano de hadas de cuento y duendes. 

Los escenarios de la primera mitad del libro son coloridos y llamativos, mientras que en la segunda predominan el óxido y los tonos grises. Un contraste que la autora logra crear a la perfección, aunque me quedo con la ambientación del comienzo. 

Independientemente del tono que destaque, lo que caracteriza ambos mundos es su toque macabro, que tan bien acompaña a los hechos que acontecen en la historia. Todo es oscuro, loco y tétrico. Ideal para leer en Halloween: que la trama gire en torno al 31 de octubre, junto con su halo siniestro, lo hacen perfecto para la Spooky Season.

Resulta atrayente conocer la psique de Nix, quién, por un lado, se culpa de la muerte de Lark y, por otro, parece que quiere vivir la vida que debió vivir su gemela, olvidándose de sus propios hobbies y aspiraciones para adoptar los de su hermana. 

Los puntos negativos, en mi opinión, son que a veces el ritmo peca de lento e irregular (sobre todo hacia la mitad) y que en ocasiones puntuales me costaba imaginar ciertas escenas.

El final es increíble. Ciertamente, muchas cosas me pillaron desprevenida a lo largo de la historia, pero las últimas páginas son las más sorprendentes. Las revelaciones y los hechos transcurridos me hacen sentir una curiosidad tremenda por cómo continuará la saga: hay una vuelta de tuerca que me interesa mucho y que seguro dará un montón de juego.


Un mundo oscuro es una locura (de las buenas) que, a pesar de su ritmo irregular, posee una ambientación única y termina con un desenlace sorprendente e impactante que me hace estar sumamente intrigada por el segundo libro.

Leyna

Reseña: Una maldición de sombras y espinas

 


Mucho tiempo atrás, los antepasados de Elise le arrebataron la corona al rey de las hadas. Como sobrina del brutal rey actual, su obligación es hacer todo lo necesario para asegurar que su familia mantenga el trono por los siglos de los siglos. El problema es que Elise prefiere escaparse a los garitos de juego con los criados a ser una princesa calladita en un baile. Sus imprudentes escapadas terminan cuando su tío la obliga a empezar las negociaciones para su casamiento, porque si se niega, su padre, moribundo, tendrá que pagar el precio. Elise se pone en manos de Legion Grey, el atractivo y misterioso negociador matrimonial. Pero Legion, del que depende algo más que su futuro, le provoca una furia irrefrenable y al mismo tiempo una pasión prohibida.



Este libro me ha provocado sentimientos encontrados.

Hay bastantes escenas de acción pero a mi parecer no están bien narradas: la forma de escribir de la autora se siente confusa en esas partes, resultando muy difícil imaginar lo que nos intenta describir. 

También había momentos en los que se necesitaba una mayor explicación sobre algunos detalles o reacciones y L. J. Andrews apenas repara en eso. Sin embargo, debo destacar que he marcado bastantes citas durante la lectura.

Empieza muy bien y ciertamente el libro se lee rápido pero a medida que avanzaba se me hizo un poco cuesta arriba (aunque el final también vuelve a ser frenético e interesante). La mayoría de los plot twist me los vi venir excepto la forma en la que acaba la trama. El romance se me antojó extraño; me gusta lo que se dicen pero me da la sensación de que aunque los sentimientos van poco a poco los actos sí que se desarrollan demasiado rápido y que ambos cogen confianzas y son demasiado cariñosos de golpe y sin nada que lo justifique. Por otro lado, esperaba que el hecho de que el interés amoroso sea quien deba elegir marido a la protagonista diera más juego y salseo.

Siento que en general la autora no ha habido profundizar en las relaciones, ni en el romance ni en la amistad; puesto que nos cuenta lo mucho que la prota quiere a sus amigas y lo bien que se llevan pero no noto una conexión tan fuerte ni muchos momentos que lo demuestren. 
Con el romance pasó lo mismo: nos habla de lo mucho que siente Elise pero apenas he visto una progresión. Es como si todo se quedara en la superficie, sin llegar a construir ni ahondar en los vínculos entre los personajes.

En cuanto acabé la obra lo primero que hice fue buscar la sinopsis del segundo libro (en inglés, porque en castellano aún no hay fecha) pero dudo que siga con la saga. Creo que estaba con la intriga que me causaba haberlo terminado hacía poco y saber cómo continuaba, pero con el paso del tiempo, dado que el libro me ha parecido del montón, he perdido el interés por lo que pueda pasar con los personajes.

Leyna

Reseña: El juego del destino


Hades, dios del Inframundo, es conocido por reinar con dureza, tener lujosos clubs nocturnos y hacer tratos imposibles. Cuando un mortal osa desafiar a la muerte, Hades se ve obligado a ayudar a las Moiras y enfrentarse a otros dioses sin pensar en las consecuencias. Y, acostumbrado a tener el control, no está listo para descubrir que hace tiempo las Moiras tejieron su destino: Perséfone, la diosa de la primavera, será su futura esposa y reina. A pesar de su atracción por el dios, Perséfone está decidida a revelar al mundo los crueles y despiadados métodos de Hades. El dios se encuentra ante lo imposible: demostrarle a su futura esposa que está equivocada. Pero hay fuerzas decididas a separarlos, y Hades se dará cuenta de que haría cualquier cosa por su amor prohibido, incluso desafiar al destino.


Estamos ante un retelling de Hades y Perséfone ambientado en el mundo actual donde también tienen cabida muchos otros dioses y diosas del Olimpo. Todo lo que sea mitología griega es un sí para mí (y si tiene urban fantasy mejor).

En esta ocasión podemos disfrutar del punto de vista de Hades, que es mucho más rico y me ha gustado más que el de Perséfone en su libro. En La caricia de la oscuridad no comprendemos su psicología, parece incluso obsesionado con ella y con mucho interés nada más verla.
En El juego del detino, sin embargo, descubrimos todos los matices de nuestro protagonista; sus claroscuros, sus miedos y motivaciones... y consigue que empaticemos con él. Es mucho más cercano e interesante y se convierte en el personaje que lleva el peso del libro sin pegas. 
Los secundarios también son geniales. No sólo conocemos más a otras deidades en general, si no que Afrodita, Hermes, Hefesto o Hécate juegan un papel fundamental. Me encantó que se centre en ellos y sus respectivas historias y rivalidades (Poseidón también me llamó mucho la atención).
 
La trama es atrayente y seductora: además del romance encontramos mucha fantasía y una subtrama de misterio, acción y política. Siento que esta versión de la historia es muchísimo más completa y entretenida.
Otro aspecto a su favor es que este libro explica muchas cosas que ayudan a entender mejor tanto lo que pasa como los comportamientos del elenco. Detalles que en la versión de Perséfone quedan sin explicar o se sienten extraños y repentinos se entienden perfectamente cuando los cuenta Hades (y quedan muy bien expuestos). Ha sido todo un acierto por parte de la editorial publicar también su perspectiva.
La narración me ha parecido mejor en esta entrega. Se nota que la autora ha evolucionado de una novela a otra, mejorando su escritura, añadiendo más descripciones y creando diálogos más elaborados.
 
Scarlett St Clair ya ha confirmado que, una vez acabada la historia de esta pareja, contará la de Afrodita y Hefesto (una trama que me tiene living) y la de Apolo y Jacinto (obviamente, con representación y protagonistas LGBT).

El punto de vista de Hades se caracteriza por una trama interesante, personajes que hacen querer saber más de cada uno de ellos y un interesante vistazo al Olimpo y sus deidades.

Leyna
Related Posts with Thumbnails