Reseña: En busca del alba


Tessa Cade ha pasado de ser una proscrita a consejera del palacio, pero incluso con su recién descubierto poder, no puede detener la enfermedad que todavía se sigue propagando. El príncipe Corrick está intentando gobernar de una manera diferente, pero no es fácil reparar la grieta que existe entre la realeza y el pueblo; ni la que va creciendo entre Tessa y él.

Con los suministros de flor de luna agotándose, Tessa se embarca con el príncipe Corrick en un viaje incierto al misterioso reino vecino de Ostriarty. Esta podría ser su única oportunidad para salvar a la gente de Kandala, pero supondría un peligro incalculable tanto para Tessa como para el príncipe, mientras viajan por aguas peligrosas y se enfrentan a los sentimientos que tienen el uno por el otro. Nadie es quien parece ser, y las consecuencias serán peligrosas e impredecibles.


Tras el final de la obra anterior, esta se zambulle en la trama desde el principio. El argumento se retoma justo donde se dejó, y conoceremos más este universo; además, gozaremos de diferentes escenarios. Debo decir que son más mi estilo los de la primera parte (que los miembros del elenco viajen y vayan en barco no es lo mío) pero eso no quita que haya disfrutado de la nueva ambientación que se nos muestra.

Si algo caracteriza a la autora es que le gusta escribir desde varios puntos de vista. A los dos del primer libro se le añade uno más en esta continuación. Tres miembros del elenco alternan sus capítulos a lo largo de toda la novela: los dos narradores de El elixir de flor de luna y un desconocido que se les suma y cuya identidad es un misterio durante gran parte de la historia. Me ha gustado vivir la trama a través de los ojos de este personaje, ha sido sumamente interesante, pero no puedo negar que me ha resultado decepcionante lo predecible de su identidad (y también me parece muy repetitivo con respecto a cierto hecho de la primera parte). Sin embargo, este punto de vista llegó a gustarme más que los otros dos, en parte por dónde se sitúa.

La pluma de Brigid Kemmerer no ha resultado ninguna sorpresa; jamás decepciona. Teniendo en cuenta que he leído todo lo que ha publicado en castellano, me conozco muy bien su forma de narrar, y siempre me ha parecido muy elaborada y trabajada.

Siendo la segunda parte de una trilogía es obvio que la pareja protagonista va a sufrir altibajos en su relación. Siento que las bases del romance entre Tessa y Corrick se han asentado mucho más, aunque a costa de demasiado drama para mi gusto. Algunos conflictos se me antojaron demasiado trillados o redundantes, con actitudes por parte de ambos que me disgustaron, pero que al menos sirvieron para que ciertos sentimientos salieran a la luz. 

La tripulación del barco constituye gran parte de los nuevos personajes que aparecen en la obra, y dan mucho juego.

Reseña El elixir de flor de luna AQUÍ

En busca del alba sigue la estela de El elixir de flor de luna. Nuevos personajes y escenarios guiarán la trama mucho más lejos y la dejarán en un punto muy emocionante.

Leyna

Reseña: Crimson Moth

 

La noche en la que la vida de Rune cambió, la sangre corría por las calles. Ahora, tras una revolución, las brujas se han convertido en criminales perseguidas. Durante el día finge no ser más que una joven superficial de la alta sociedad, pero por la noche es la Polilla Carmesí, una bruja justiciera que salva a las suyas de la purga. Cuando la vida de la única familia que le queda se pone en peligro, decide conseguir la información confidencial que tan desesperadamente necesita cortejando al apuesto Gideon Sharpe, un cazador famoso, implacable y leal a la revolución. Gideon desprecia la superficialidad y los lujos que Rune representa, pero, cuanto más la conoce, más atraído se siente por ella. Los dos comienzan un peligroso baile en el que cualquier paso en falso podría ser mortal. ¿Y si Gideon descubre que Rune es la villana a la que lleva dos años persiguiendo?




Un gran ejemplo de una idea buenísima muy mal ejecutada.


Para empezar, aunque hay magia y está catalogado como fantasía, a mí me ha dado muchas vibes a distopía. El mundo es bastante realista, aunque se sitúa en una época pasada que no queda muy clara. Los escenarios no me han convencido y puede que este no sea mi tipo de ambientación, pero ese ha resultado el menor de mis problemas leyendo el libro.


El mayor “pero” es que la trama no está bien hecha: sobre el papel pinta genial pero a la hora de construir la historia ésta flojea por todas partes. Él es un cazador de brujas y ella la bruja a la que lleva dos años persiguiendo; es un argumento curioso e interesante que si se hubiera desarrollado de otra manera estoy segura de que me habría encantado. Por desgracia, la autora no ha sabido pensarla bien y ha mezclado detalles demasiado convenientes con un montón de cuestiones incoherentes y sin sentido alguno. Creo que sabía qué tipo de historia quería escribir pero no cómo hacerla.


Él cree que Rune es la bruja que está buscando y ella sabe que Gideon sospecha de ella. Esto hace que ambos decidan seducirse mutuamente; el uno para descubrir si realmente la joven es la Polilla Carmesí y la otra para saber dónde llevan a las brujas que Gideon apresa y liberarlas. Podría haber dado lugar a un juego sumamente interesante y salseante pero se queda en nada cuando el instalove es palpable y no solo los sentimientos empiezan a surgir muy rápido, sino que lo hacen sin llegar a conocerse de verdad. Pasan de odiarse a quererse en un par de conversaciones, y siento que los pocos momentos que comparten no justifican las grandísimas emociones que dicen experimentar. Además, ella siempre ha fingido ser una chica tonta y superficial para que nadie descubra su verdadera identidad y muchas veces se comporta así delante de Gideon (incluso llegando a dar vergüenza ajena). Lo siento, pero no me creo que él pueda enamorarse de una persona tan pava (y, si lo hace, Rune no es así de verdad, con lo cuál ella no le gusta realmente). Puedo comprar la tensión sexual pero no el amor.

Rune no me parece tan lista como se da entender, de hecho la veo más como la versión estúpida que finge ser, y Gideon llega demasiado lejos en su farsa sin plantearse en ningún momento que si Rune no es bruja está jugando con la chica, e incluso teniendo sexo con ella, para dejarla después. Si ella le gusta tanto me extraña que no se plantee desde el inicio el daño que puede hacerle ni tener un futuro con ella. Por no hablar de que la única escena spicy está tan mal escrita que tuve dudas de si habían llegado a acostarse o no.


Dejando de lado temas escatológicos con la menstruación, como el hecho de que ella use para sus hechizos la sangre del ciclo de su amiga, incluso aunque sea sangre de hace semanas, hay un pseudo triángulo amoroso que no me ha gustado nada. Odio este trope y más aún si es entre hermanos. Me ha parecido gratuito e incómodo.


Aunque los capítulos son cortos en muchas ocasiones me aburría leyendo porque no conectaba ni con la trama ni con los personajes.


Todas las contradicciones y absurdeces tampoco ayudan: el pasado de Gideon posee una cantidad de drama excesiva e innecesaria y aunque sí que me gustó que le dieran un motivo de peso para odiar a las brujas cierta parte de éste resulta ridícula. Los padres de él eran modistas de las monarcas brujas y sus diseños resultaban los más cotizados del reino, así que me parece surrealista que esas mismas brujas intentaran volver loca a la madre cuando no tiene ningún sentido perjudicar a alguien que te está prestando un servicio único. Y la explicación para algo tan incoherente es… que las brujas son malas. Y ya está. No sé, pero estoy acostumbrada a argumentos un pelín más trabajados. 


A pesar de que algunas cosas se ven venir, la manera en la que suceden resulta imposible de prever, ya que se da de la forma más cutre posible. A veces sentía que estaba viendo la típica peli de Antena 3 de después de comer. Creo que la autora podría haber pensado algo más elaborado en lugar de dar soluciones tan simples.



Crimson Moth es la primera parte de una bilogía (a menos que, como está pasando últimamente, se alargue a más libros) pero no leeré su continuación. Me ha parecido una historia mal construida, con un romance todavía peor desarrollado, y no he congeniado con ninguno de los personajes.


Leyna

Reseña: Alas de hierro


Todos esperaban que Violet Sorrengail muriera durante su primer año en el Colegio de Guerra Basgiath, incluso ella misma. Pero la Trilla fue tan solo la primera de una serie de pruebas imposibles destinadas a deshacerse de los indignos y los desafortunados.

Ahora comienza el verdadero entrenamiento, y Violet no sabe cómo logrará superarlo. No solo porque es brutal y agotador o porque está diseñado para llevar al límite el umbral del dolor de los jinetes, sino porque el nuevo vicecomandante está empeñado en demostrarle lo débil que es, a menos que traicione al hombre al que ama. La voluntad de sobrevivir no será suficiente este año, porque Violet conoce el secreto que se oculta entre los muros del colegio, y nada, ni siquiera el fuego de dragón, será suficiente para salvarlos.



Alas de sangre (reseña AQUÍ) me encantó y fue de mis mejores lecturas del año pasado por lo que el ansia viva de leer el segundo era muy fuerte.

Me ha flipado, tanto como el primero. No sabría decir cuál de los dos libros me ha gustado más.

Alas de hierro comienza fuerte y expone una trama interesante y con muchos frentes abiertos. En esta entrega no solo sabremos más sobre los venin y descubriremos varios secretos que han estado ocultos hasta ahora, sino que además visitaremos otras zonas y disfrutaremos de nuevos escenarios.

El tema de los dragones me fascina: la relación entre ellos y sus jinetes y los diferentes vínculos que se forman. Tairn me encanta, ¡es un dragón crush!, y adoro la conexión que tiene con Violet. Todas sus intervenciones son brutales y me gusta cómo la anima y la empodera cuando las inseguridades de ella asoman la cabeza.
Andarna no sale mucho pero sus momentos son muy importantes.

Otro aspecto que me ha encantado es el romance entre Violet y Xaden. Creo que su conflicto está muy bien ejecutado, que los dos tienen parte de razón y que la autora ha sabido reflejar muy bien ambas perspectivas. Los entendía a ambos, aunque debo reconocer que hacia el final del libro algunas conversaciones se tornaban repetitivas. 
Hay cierto acuerdo al que llegan que me resultó salsante y lógico. Me gusta que se Xaden se esfuerce, que trate de enmendar sus errores y que no aproveche la atracción física que existe entre Violet y él para intentar recuperarla. La confianza será un tema clave a tratar en esta continuación. 
Xaden me fascina y me alegró conocerlo más profundamente y descubrir más detalles de su pasado. Desde el comienzo de la saga he sentido mucha curiosidad por su vínculo con Sgaeyl, así que espero que se explote más en siguientes obras.

El ritmo no se me ha hecho pesado en ningún momento y la trama, centrada en mayor medida en política y estrategia, me ha enganchado: el peso de la historia se sitúa en el conflicto planteado en el libro anterior. He estado living leyendo y con el corazón en un puño hasta la última palabra.

Me he llevado un sinfín de sorpresas: entre giros argumentales y secretos que salen a la luz había un montón de detalles y hechos que no esperaba. Esta historia te vuela la cabeza.

El final es épico e impactante. Me ha dejado destrozada. Menos mal que ya hay fecha para el tercer libro y que confío en que no tarde en salir en castellano.


Alas de hierro está entre mis mejores lecturas del año y me ha gustado tanto como su primera parte. Una obra donde las revelaciones, la acción y el romance llegan a nuevos estándares. 

Leyna

Reseña: El trono de los caídos

 

Un príncipe oscuro. Una maldición imposible. Una artista con el poder de liberarlo

PECADOR. VILLANO. MALDITO. El príncipe de la Envidia nunca ha fingido ser un santo. Pero cuando una nota críptica señala el comienzo de un juego mortal, sabe que hará falta más que una pizca de pecado para ganar y salvar a su corte demoníaca de la caída. Acertijos, objetos hechizados, competidores anónimos... Nada se interpondrá en su camino, aunque ninguno de sus meticulosos planes lo prepara para ella, la frustrante artista que enciende su pecado como nunca nadie lo ha hecho.

VIRTUOSA. ENCANTADORA. MENTIROSA. El problema con los sinvergüenzas y los canallas es que no tienen ni un mínimo de honor, hecho que Camilla Antonius descubre después de que un error desesperado permita que el libertino más famoso de Waverly Green la chantajee. Para evitar el escándalo y la ruina, Camilla se ve obligada a sellar un pacto con el diablo de Envy, pero no esperaba que su juego despertara su auténtica naturaleza... Juntos, Envy y Camilla deben embarcarse en un peligroso viaje a través del inframundo, desde las resplandecientes cortes demoníacas hasta el sensual reino de los vampiros y más allá, mientras intentan evitar la trampa más peligrosa de todas: el amor.


La trilogía El reino de los malditos me encantó, cada libro más que el anterior, y Envy se convirtió en mi personaje preferido. Por eso di, literalmente, saltos de alegría al enterarme de que la autora iba a seguir escribiendo sobre el resto de príncipes del infierno y que él sería el primer protagonista de su nueva serie; donde cada libro narrará una historia adulta y autoconclusiva.

El salto de fantasía juvenil a fantasía adulta se nota. No solo los personajes tienen unas experiencias vitales y problemas más serios; el contenido spicy también es mayor. Hay muchas referencias sexuales, lenguaje adulto y escenas explícitas. De hecho, si algo caracteriza a nuestra pareja protagonista es la grandísima tensión sexual que hay entre ellos y lo mucho que se excitan.

Que el príncipe de la Envidia sea el personaje principal está muy bien empleado. Kerri Maniscalco ha sido muy inteligente a la hora de jugar con ese pecado y de utilizar las debilidades y fortalezas de mi demonio favorito a su favor, y a favor de la trama. El libro está ligado a la trilogía principal, donde ya vimos algunos retazos de lo que nos encontraríamos aquí. Envy tiene grandes problemas y necesita salvar su corte, lo que le incita a participar en un peligroso juego donde debe ir resolviendo enigmas que lo lleven a su siguiente pista. El objetivo es ganar antes de que otro jugador lo haga, pero eso se complica cuando no sabes quiénes son tus rivales.

Camilla es una artista que vive feliz llevando su galería, disfrutando de su gata y quedando con su mejor amiga. Hace lo que puede por seguir las normas sociales para evitar caer en desgracia pero se siente oprimida. Por eso, cuando se ve sometida a un chantaje y Envy se cruza en su camino, no le quedará más remedio que formar equipo con él. Esto la llevará a viajar hasta los siete círculos del infierno, visitar a alguno de los hermanos de Envy e incluso recorrer otros salvajes territorios. 

Me ha encantado volver a un mundo que me apasiona y fascina a la vez que se sigue ampliando. La ambientación me tiene total y completamente enamorada. Mezcla la época de la regencia con escenarios sobrenaturales que ya conocía y amaba. Además de lo que la autora nos mostró en la trilogía principal, en esta entrega no solo aparecen nuevos lugares como la corte feérica o echamos un vistazo más profundo a la corte vampírica, sino que también tenemos el placer de toparnos con un montón de seres: diosas, demonios, vampiros, faes… 

Adoro todo lo que tiene que ver con los príncipes del infierno y sus respectivos pecados. Me resulta muy interesante que cada casa tenga unas características, tradiciones, símbolos, colores y poderes; y cada hermano está tan bien diferenciado que conocerlos más a fondo es toda una aventura. Sloth es el que tiene más protagonismo en El trono de los caídos, y me ha flipado. La autora ya confirmó que Gluttony será el que protagonice la siguiente obra (como he dicho, todas a partir de ahora serán autoconclusivas) pero yo estoy como loca por leer la historia de Sloth y de Pride. Las interacciones entre los siete príncipes son de mis aspectos favoritos de estos libros y siempre que hay más de uno compartiendo escena lo disfruto muchísimo. Aunque unos aparezcan más que otros creo que en este libro se han asentado las bases para las tramas de varios de ellos. Este mundo me tiene tan cautivada que estoy lista y preparada para leer todo lo que la autora quiera darme sobre él. Incluso me gustaría que escribiera sobre personajes secundarios que han aparecido una vez, ya que cada miembro del elenco es tan curioso y tiene una historia tan llamativa que para mí es un sí a todo. 

Envy y Camilla se desean intensamente y poseen una química brutal, y si a su romance le sumamos el juego en el que están participando y los diferentes enigmas (llenos de magia, misterio y secretos) nos queda una novela muy completa. El libro me ha encantado y es el mejor que he leído en lo que va de año, con diferencia. Incluso me ha dado pena terminarlo: el final me ha gustado tanto que me ha provocado un sentimiento de nostalgia y me ha dado ganas de releer la trilogía principal.

Otro elemento más que quiero destacar es la maravillosa forma de escribir de Kerri Maniscalco. He leído todo lo que ha publicado y siempre he pensado que narra excepcionalmente bien, pero para mí se ha superado en este libro. Sí que algunas revelaciones me las vi venir, pero no me ha importado porque estaba deseando acertar y leer el salseo que me darían. 

A pesar de tratarse de un spin off, El trono de los caídos puede disfrutarse de forma independiente y sin haber leído la saga principal. Sin embargo, si queréis leer El reino de los malditos sí que recomiendo seguir el orden de las obras; de lo contrario vais a enteraros de lo que pasa con ciertos personajes.


El trono de los caídos ha sido todo lo que esperaba y más. Me ha hecho muy feliz leer este libro. Envy y Camilla me encantan como protagonistas, me declaro una fan incondicional del universo que ha creado la autora y su pluma me tiene encandilada.

Leyna

Reseña: La maldición del amor verdadero

 

Dos villanos, una chica y una batalla mortal para conseguir un final feliz.

Evangeline Fox viajó al Glorioso Norte buscando su «felices para siempre» y parece que lo ha conseguido: está casada con un atractivo príncipe y vive en un castillo legendario. Pero no tiene ni idea del devastador precio que ha pagado por ese cuento de hadas. Desconoce lo que ha perdido y su marido va a asegurarse de que no lo descubra nunca. pero antes debe matar a Jacks, el Príncipe de Corazones.

En esta obra, la cautivadora y esperada conclusión de la trilogía Érase una vez un corazón roto, se derramará sangre, se robarán algunos corazones y el amor verdadero será puesto a prueba.

Que gane el mejor villano.



Debo reconocer que iba con un poco de miedo al empezar el libro debido a todas las opiniones dispares que había escuchado de él, por lo que estaba deseando formarme mi propia opinión: lo he disfrutado y me ha gustado, pero menos que las dos primeras entregas.

En esta ocasión encontramos tres puntos de vista: Evangeline, Jacks y Apollo. Había leído muchas quejas acerca de lo numerosos que eran los capítulos de este último comparados con los del protagonista, y debo decir que a mí no me ha molestado. La perspectiva de Apollo no me ha parecido tan abundante y considero que es muy necesaria para que sepamos todo lo que está haciendo y tramando por detrás. 

Una vez que acabé el libro sí que pensé que hubiera preferido tener más momentos narrados por Jacks, pero no es algo que notara durante la lectura. En cambio, sí que me hubiera gustado que sus capítulos fueran algo más íntimos y que se centraran en lo que siente por Evangeline (y toda la evolución de su relación), y no simplemente en contar lo que estaba pasando.

La narración de la autora sigue siendo de cuento. Lo más destacable para mí de la historia es sin duda su ágil ritmo: me lo he bebido. Devoré este final de trilogía de un día para otro.

La obra cuenta con varias citas remarcables y con momentos top, además me ha dejado bastante satisfecha la conclusión de la trama, pero siendo un romance extremadamente slow burn y que lleva tres libros gestándose me ha faltado más potencia e intensidad. Esperaba algo épico, fuegos artificiales y que temblara el mundo pero todo ha sido bastante lineal.

Dado que la autora seguirá escribiendo sobre otros personajes (sí, un spin off del spin off) no me importa que ciertas tramas hayan quedado en el aire; además hay secundarios que me encantan y estoy deseando que tengan su propia historia. Lo que no me convence tanto es que miembros del elenco que dudo que vayan a seguir apareciendo en siguientes libros no tengan un final cerrado o que incluso ciertos aspectos de la pareja protagonista no queden del todo claros.


Aunque La maldición del amor verdadero, a pesar de ser una lectura disfrutable, me ha parecido flojo comparado con los libros anteriores, recomiendo mucho esta trilogía llena de magia, historias cambiantes, curiosas e interesantes maldiciones, traiciones, secretos y amor.

Leyna

Reseña: Aurora Rising

 

Es el año 2380 y los cadetes de último curso de la Academia Aurora van a recibir su primera misión. El estudiante estrella, Tyler Jones, está listo para reclutar al escuadrón de sus sueños, pero su ridículo heroísmo hace que tenga que conformarse con un equipo que nadie más en la academia querría aceptar:

Una diplomática arrogante con cinturón negro en sarcasmo. Una científica sociópata aficionada a disparar a sus compañeros.El genio de la tecnología más beligerante de toda la galaxia. Un guerrero alienígena con problemas para controlar su ira.Una piloto que, por si os lo estabais preguntando, no siente nada por Tyler. Nada en absoluto.

Además, el escuadrón de Tyler ni siquiera es su mayor problema: para eso ya está Aurora Jie-Lin O'Malley, la chica que acaba de rescatar del espacio interdimensional. Atrapada en un sueño criogénico durante dos siglos, Auri es una chica al margen del tiempo y fuera de lugar. Sin embargo, podría ser el catalizador de una guerra que lleva gestándose millones de años, y el escuadrón de perdedores, casos disciplinarios e inadaptados de Tyler podría ser la última esperanza de toda la galaxia...


Tras probar al autor hace años con una de sus historias de fantasía sin que me convenciera ni la trama ni su pluma, decidí volver a darle una oportunidad cambiando completamente de género: la ciencia ficción. Esta obra tenía muy buena pinta y había escuchado hablar muy bien de la trilogía que con ella comienza; ha sido un gustazo leerla.

Aquí conoceremos a Tyler, quien se salta el reclutamiento para salvar a una chica. Lo que no esperaba es que eso desembocara en un montón de circunstancias, aventuras y misterios que pondrían en peligro a su escuadrón. La chica en cuestión es Aurora, una joven criogenizada que ha despertado después de 200 años de letargo, y que es mucho más que una persona perdida en el tiempo y el espacio. Las circunstancias provocan que Tyler no pueda elegir el grupo soñado que pensó en un primer momento y que acabe formando equipo con gente que jamás imaginó. Esto desemboca en unas dinámicas muy entretenidas y curiosas.

Uno de los elementos fuertes del libro es que hay muchos puntos de vista. Cada capítulo está narrado por uno de los personajes principales y es la decisión perfecta para explorar todas las perspectivas, así como para conocer mejor al elenco.

Esta obra coral, escrita a cuatro manos, se divide en tres partes. Si bien la primera me resultó algo más lenta, de la segunda en adelante el ritmo mejora y la historia cobra fuerza e interés.

Como he mencionado al principio de la reseña, ya había leído algo de Jay Kristoff con anterioridad, pero esta ha sido mi primera toma de contacto con Amie Kaufman. Creo que ambos forman un tándem increíble y que se complementan muy bien.

He disfrutado especialmente del sentido del humor: soy una gran fan del sarcasmo y la ironía, y ambos son ingredientes que no faltan en la novela. Me gustaron mucho los comentarios mordaces. Sin embargo, que haya comedia a lo largo de toda la historia no significa que no encontremos momentos más tensos, repletos de acción y drama.

Entre capítulo capítulo se incluyen documentos, informes y otro tipo de detalles que hacen la lectura más amena.

Recordemos que estamos ante una novela de ciencia ficción, por lo cual todo lo referente al espacio, planetas, naves etc. tiene mucho protagonismo. Aunque este no es mi género, eso no me ha impedido disfrutar de la lectura.


Aurora Rising sorprende por sus grandes toques de comedia (me he reído mucho leyendo el libro) y conquista por esos personajes tan dispares y variopintos.

Leyna

Reseña: Las aventuras de Amina al-Sirafi

 

Amina al-Sirafi ha sobrevivido a traiciones, a príncipes vengativos, a varios maridos y a un auténtico demonio para retirarse pacíficamente con su familia a una vida de devoción y maternidad, alejada de cualquier cuestión sobrenatural.

Sin embargo, cuando le ofrecen un encargo que ningún bandido podría rechazar, aprovecha la oportunidad de vivir una última aventura con su antigua tripulación; una hazaña que la convertirá en leyenda y le ofrecerá una fortuna que asegure para siempre su futuro y el de su familia. 

No obstante, cuanto más se involucra, más alto es el riesgo. Porque siempre es peligroso querer convertirte en leyenda, sentir la gloria, saborear un poco más de poder…

Y el precio podría ser tu propia alma.


Leí el libro a finales del año pasado y lo cogí con muchas ganas de probar por fin a la autora, puesto que había escuchado maravillas sobre sus obras. Decidí estrenarme con esta historia y acerté de lleno porque, a pesar de que los piratas no son lo mío, me ha gustado mucho.

La novela difiere bastante de las obras de fantasía que suelo leer, ya que tenemos a una protagonista de mediana edad, que es madre y que ya vivió sus aventuras, por lo que decidió retirarse. Podríamos decir que este libro empieza años después del momento en que terminan muchas historias, pero, por suerte para mí como lectora, Amina debe volver a embarcarse en una nueva misión.

Una de las cosas que me fascinan del personaje es su autonomía, independencia y capacidad de lucha. Viene de un mundo en el que las mujeres no pueden ser piratas (o no está bien visto que lo sean) pero ella sabía que era lo que quería hacer y nadie pudo pararla en su propósito. Es una guerrera nata.

A pesar de que la trama está claramente centrada en nuestra protagonista, el elenco es muy rico y considero que está muy bien equilibrado, ya que todos tienen su momento de brillar y resultan personajes variopintos e interesantes.

A lo largo de la trama se irán desvelando episodios de la vida de Amina que nos contarán algunas de sus aventuras pasadas, cómo llegó a convertirse en lo que es hoy, los enemigos que ha ido coleccionando y cómo forjó esos increíbles vínculos con su tripulación.

El argumento cuenta con piratas pero también con fantasía, mitología, magia y muchísima acción. El inicio del libro sirve para situarnos en la historia y presentarnos al elenco, pero a partir de ahí no para de sucederse un hecho tras otro.

Aunque la obra trata temas serios como la familia encontrada, la amistad o las complejidades de la maternidad, también encontraremos momentos cómicos y muchas escenas de humor. Me ha parecido una lectura entretenida y divertida. Entre lo que os acabo de contar y la acción el libro es una montaña rusa.


Las aventuras de Amina al-Sirafi ha resultado ser una grata sorpresa: una historia curiosa, una protagonista brillante, un ritmo trepidante, un elenco peculiar y mucha acción y humor.

Leyna

Reseña: Ugly Love

 

Cuando Tate Collins conoce al piloto Miles Archer, no cree que sea amor a primera vista. Ni siquiera irían tan lejos como para considerarse amigos. Lo único que Tate y Miles tienen en común es una innegable atracción mutua. Una vez que sus deseos salen a la luz, se dan cuenta de que tienen el acuerdo perfecto. Él no quiere amor, ella no tiene tiempo para el amor, así que solo queda el sexo. Su arreglo podría ser sorprendentemente perfecto, siempre que Tate pueda cumplir con las únicas dos reglas que Miles tiene para ella.

Nunca preguntes sobre el pasado. No esperes un futuro.Creen que pueden manejarlo, pero se dan cuenta casi de inmediato de que no pueden en absoluto.

Los corazones se ablandan. Las promesas se rompen. Las reglas se hacen añicos.


De los libros que he leído de la autora, este es mi favorito por el momento.

Los protagonistas son Tate y Miles. Ella es enfermera y se ha mudado a vivir con su hermano piloto. El primer día que llega a su nueva casa conoce a su vecino, piloto también, con quien desde el principio comparte una gran atracción física. Ambos van acercándose hasta el punto de no poder resistir la pasión que sienten, pero Miles le deja claro a Tate que no puede enamorarse. Es por eso que acuerdan mantener una relación de solo sexo, sin involucrar sentimientos.

Una de las cosas que más me han gustado de la obra es que ambos comparten narración, pero mientras los capítulos de ella se centran en el presente los de Miles cuentan hechos transcurridos tiempo atrás. Los dos puntos de vista van entrelazándose y quienes leemos el libro iremos comprendiendo qué es lo que le ocurrió en el pasado a nuestro protagonista para que ahora se muestre tan cerrado con su corazón y no quiera saber nada del amor. 
Desde el principio queda claro que esa actitud muchas veces distante tiene que ver con algún trauma que experimentó, y considero que la autora refleja muy bien lo atormentado que se siente.

Estaba muy intrigada por saber qué es lo que pasó, y a medida que los capítulos avanzan nos vamos haciendo una idea.

Algo que me encantó es que, aunque sabemos que Colleen Hoover siempre incluye gran cantidad de drama en sus historias, en este caso creo que es menor que otras veces (y mayor en cuanto al contenido sexual). La carga dramática se encuentra en la perspectiva de Miles y en su pasado. Tate no tiene ningún tipo de problema familiar ni sentimental, ha tenido una infancia y una vida feliz y me gustó que en esta ocasión no fuera la protagonista femenina quien aportara el toque intenso a la trama. A pesar de que la tristeza y el dolor embargan el pasado de Miles la obra está llena de optimismo y esperanza.

Además, todas las emociones que ella experimenta son realistas: resulta muy fácil comprenderla y ponerse en su lugar. Miles le gusta, siente la gran química que comparten, pero no entiende por qué se muestra tan cerrado y distante en ocasiones. Sabe que quiere más de lo que acordaron tener y que acabará sufriendo, pero a la vez él siempre ha sido claro con ella y Tate ni quiere, ni puede, mantenerse alejada.

El final me encantó, y los paralelismos entre el pasado y el presente son muy interesantes de leer.
Aunque con su momento crudo de tristeza, me ha parecido una historia preciosa y la he disfrutado muchísimo.

Leyna

Reseña: Magnolia Parks

 


Ella es una preciosa, rica, egoísta y un poco caprichosa socialité londinense. Él es el chico malo más fotografiado de Inglaterra, y su rompecorazones particular. Todo el mundo sabe que Magnolia Parks y BJ Ballentine están hechos el uno para el otro. Pero el destino no parece estar de su parte. Por mucho que Magnolia intente poner distancia saliendo con otra gente y BJ se acueste con otras chicas para vengarse, siempre acaban volviendo a los brazos del otro. Entre las cicatrices de un viejo amor y los secretos que por ellas asoman, Magnolia y BJ se verán obligados a encararse para responder a la pregunta que llevan toda la vida evitando: ¿cuántos amores tienes realmente en una vida?


Dejando de lado que la traducción y corrección del libro dejan bastante que desear (porque sí, hay fallos garrafales y algunos muy seguidos que sacan totalmente de la lectura), la forma de narrar de la autora no me ha gustado. La encuentro demasiado caótica y como si sus personajes tuvieran verborrea. Solo hay diálogos (muchos de ellos de relleno), descripciones de ropa y monólogos internos donde el elenco sufre la verborrea anteriormente citada.

La ambientación es completamente nula: las únicas pocas descripciones que hay son sobre la ropa de los personajes y las marcas. No describen las casas, las discotecas, los restaurantes ni cualquier sitio donde se encuentran; a veces me costaba recordar dónde estaban. Pero cuando llegamos a la ropa tenemos párrafos explicándonos cómo son las prendas y una lista interminable de una marca tras otra... y eso no es lo mío.

Por otra parte, y esto no es culpa del libro sino de cómo se ha vendido, no me ha parecido en absoluto un Gossip Girl en Londres. Aparte de que no hay ninguna persona o aplicación que se dedique a destapar sus trapos sucios, solo paparazzis normales y corrientes (y tampoco tanto como creía), Gossip Girl para mí son traiciones, amistades, enemistades, amores y desamores, venganzas, boicots... Y de eso hay poco y tarde. Tan solo nos narran la relación tóxica y sí, salseante pero cansina, de Magnolia y BJ. No considero que cualquier trama sobre un grupo de jóvenes ricos sea un sinónimo de Gossip Girl. 
Y lo de niños ricos habría que hablarlo, porque sí, no paran de mencionar marcas supercaras y de hablar de lo millonarios que son, pero lo he leído más de lo que lo he sentido: sé que son ricos porque la autora no para de repetirlo y porque usan ropa de diseño y que cuesta un dineral. Fin.

Otro problema que he tenido con el libro es que tiene muchísimo relleno. Siento que no pasa gran cosa y que simplemente dan vueltas una y otra vez a las idas y venidas de los protagonistas: la trama avanza tan despacio que podría haberse contado en menos páginas. Esto, sumado a que la dinámica entre la pareja protagonista se me antojaba excesivamente repetitiva, provocó que la historia me resultara aburrida y pesada. 

Al comienzo sí que disfruté del salseo entre Magnolia y BJ: quería entender su relación y me intrigaban sus movidas. Comprendo mucho más la postura de ella que la de él, a pesar de que ambos nos cuentan su perspectiva al dividirse la narración de los capítulos. En ocasiones rompen la cuarta pared y se dirigen directamente a quienes leemos el libro; he visto a gente quejándose por esto, así que os aviso por si no es lo vuestro. 

El mamarracheo que al inicio me interesaba me fue cansando a medida que pasaban las páginas. Ocurre lo mismo una y otra vez: el bucle se repite y vuelta a empezar. He echado en falta más tramas con otros personajes, algo que involucrara a más miembros del elenco, un salseo de otro tipo y que se tocaran temas diferentes más allá del ni contigo ni sin ti entre Magnolia y BJ. Creo que la autora podía haber metido otro tipo de tramas más diferentes entre sí para justificar sus idas y venidas en lugar de repetir la misma todo el rato. 
La relación entre ellos es tóxica en cuanto a la dependencia e incluso obsesión que llegan a experimentar el uno por el otro. Me ha gustado y convencido cómo se expresaban ciertos sentimientos; sin embargo, para mí no compensa a todo lo demás.

El final se me ha quedado muy flojo. Ocurre algo que veía a venir desde muchísimo antes, y que el desenlace sea tan predecible ha provocado que no me impactara ni resultara fuerte. 

Que un libro de 450 páginas, sin ningún tipo de edición especial ni tapa dura, cueste 20€ me parece un robo; pero que encima esté fatal traducido y corregido es una vergüenza.

Leyna

Reseña: Montañas de cristal

 

Durante toda su vida, la aldea de Gesela ha estado maldita. Y no ha sufrido una única maldición, sino una tras otra. Cuando sucede, uno de sus habitantes debe romperla, siempre con consecuencias. Tras secarse el pozo, Gesela debe salvar a la aldea matando al sapo que hay dentro. El problema es que... ¡El sapo no es un sapo! Es un príncipe elfo que también está maldito y, tras su muerte, sus hermanos claman venganza. Como castigo, envían a Gesela a vivir con el séptimo hermano, al que llaman "la bestia". Cuando creía que su destino iba a ser convertirse en la prisionera de un monstruo, resulta que la bestia es un ser realmente guapo y, en vez de encerrarla, le ofrece un acuerdo: si averigua su auténtico nombre, se podrá ir. Gesela acepta, pero no es tan simple como pudiera parecer, porque deberá pronunciar su nombre con amor para que él también pueda ser libre. ¿Serán capaces de amarse a tiempo?


Montañas de cristal es la primera parte de una serie de libros cortos y autoconclusivos de fantasía, donde cada obra adaptará un cuento distinto y tendrá protagonistas diferentes.

Esta entrega es un retelling de La bella y la bestia, pero tiene un montón de elementos de los cuentos de hadas irlandeses y de las historias de los hermanos Grimm y de Hans Christian Andersen. Me sentí muy complacida al leer tantas referencias e incluso al ver cómo se ridiculizan algunos temas típicos, como el de la damisela en apuros. Fue un placer ver la manera en que la autora confronta ideas machistas y superficiales de los cuentos clásicos.

He leído otras novelas de Scarlett, así que sabía que la historia tendría bastante spicy. Dado que se trata de un libro de menos de 230 páginas temía que una trama autoconclusiva se quedara corta, pero me he llevado una grata sorpresa: he encontrado una obra con chicha e intriga, que está bien elaborada y que me ha tenido enganchada. Claro que hay contenido erótico, lenguaje obsceno y muchos desnudos, pero por suerte el nivel fue menor de lo que pensaba en un inicio y, en cambio, hubo mucho más argumento del que creía. 

La ambientación me ha gustado, me resulta sumamente atrayente ese mundo de cuento que crea la autora, repleto de maldiciones, príncipes elfos, espejos mágicos, tratos, bosques encantados, traiciones y secretos. 

Gesela debe poner fin a una de las maldiciones que está asolando su aldea, pero sabe que tendrá horribles consecuencias. Matar a un sapo que acaba siendo un elfo de la realeza desemboca en que la joven termine en el castillo de la bestia. Si no adivina su nombre en un plazo de una semana tendrá que quedarse allí durante seis años. 

La lectura es muy ágil; el libro se lee solo. Los capítulos son cortos y me alegró descubrir que ambos protagonistas narran su perspectiva. Los capítulos de ella están señalados con una enredadera con rosas y los de él con una planta llena de espinas. 

Otro punto positivo es la edición: a lo largo de toda la novela nos acompañan bonitas ilustraciones en blanco y negro (además del mapa del inicio y de los dibujos que diferencian los capítulos). Os dejo un ejemplo para que veáis el estilo de dibujo.

Al igual que en La bella y la bestia, Casamir debe conseguir que Gesela se enamore de él, para lo cual pide consejo a otros personajes. Estas escenas, donde predominan los diálogos mordaces, me hicieron mucha gracia; me agradó que a pesar de lo oscuro y sangriento de algunas partes de la trama también hubiera momentos de humor.

Recomiendo leer la nota de la autora que aparece al final, dado que explica muy bien en qué cuentos se basó para escribir la obra y algunas decisiones que tomó en cuanto al argumento. También confirmó que habría un libro por cada hermano de Casamir, ¡no puedo esperar a leerlos! Sobre todo con la trama común de fondo que se vislumbra. 


Montañas de cristal ha sido una lectura que me ha dejado muy satisfecha. A pesar de ser un libro corto y autoconclusivo (algo que no abunda en fantasía) tiene una historia bastante completa: con intriga, romance, traiciones, spicy, toques cómicos, sangre y bellas ilustraciones.

Leyna

Reseña: The dark king

 

Para Bryn, un viaje al exclusivo hotel Nightfall de Las Vegas era una forma inmejorable de escapar de los escombros en los que se había convertido su carrera. Sin embargo, despertarse tras una noche de martinis y lujuria y descubrir que se había casado con Caiden, el multimillonario que poseía el hotel y la mayor parte de la ciudad, no es el premio gordo que esperaba. Al parecer, su misterioso y sexy marido es el rey feérico de la Corte de la Noche, un mundo secreto escondido tras el velo de Las Vegas. Pertenezcan a la luz o a las sombras, los feéricos no tienen nada que ver con los personajes de los cuentos de hadas, y ahora han convertido a Bryn en un peón que utilizan en sus oscuros juegos. Y Caiden es el más peligroso: un cóctel de pecado y apetito salvaje e insaciable. Bryn debería huir. Pero cada noche de pasión la sumerge más en ese mundo, hasta el punto de que ya no está segura de si querría irse... aunque pudiera.


Este libro no ha sido para mí. En absoluto.

Antes de entrar en por qué no me ha gustado, debo decir que no entiendo el afán de comparar cualquier libro de fantasía con las obras de Sarah J Maas (sobre todo si aparecen faes) o Jennifer L Armentrout. Vale que es una estrategia de márketing para ganar más, pero normalmente no es fiel a la realidad: en la mayoría de los casos, las historias se parecen lo que un huevo a una castaña. Y es lo que ocurre con The dark king: lo venden como una mezcla entre Acotar y 50 sombras de Grey cuando de Acotar no tiene nada. Sí, salen faes y algunos nombres recuerdan a los de esa saga, pero hasta ahí llega el parecido. Es un 50 sombras ambientado en las Vegas y con leves toques de fantasía (porque no, de eso tampoco hay mucho).

Dejando la, para mí, errónea forma de vender el libro, no es lo mío. El dark romance no es algo que disfrute, y soy consciente de que en muchos aspectos no ha sido mi tipo de lectura por temas totalmente subjetivos: ciertos comportamientos, escenas spicy y lenguaje empleado no me van nada de nada. Tampoco me gusta el instalove y, aunque es una obra no muy larga y autoconclusiva, por lo que la trama debe avanzar deprisa, no me convencen las cuestiones mágicas que explican tanto la proximidad forzada como esos sentimientos tan repentinos. Las encontré demasiado convenientes.

Las escenas spicy no son el tipo de encuentros subidos de tono y explícitos que me gusta leer, en especial por el lenguaje y las perlas que intercambian los protas durante los mismos. 

Lo bueno es que se lee rápido y que, en general, no está mal escrito. Pero ni los personajes ni el argumento me resultan memorables. No es que Bryn y Caiden me cayeran mal, sino que más bien me eran indiferentes. Sí que ella peca a veces de niñata contestona y él de celoso y posesivo (algo que normalmente no soporto), pero como tampoco estaba muy metida en la historia... en esta ocasión me dio más igual. Los hermanos de él son los encargados de aportar el alivio cómico a la novela y, supongo, serán los protagonistas de las siguientes entregas.

Los capítulos son más bien cortos y están repletos de diálogos que agilizan la lectura, por lo que el ritmo resulta bastante fluido. 

Esta obra es la primera de una serie de tramas autoconclusivas que tendrán distintos personajes principales en cada libro, pero yo me planto aquí.


The dark king no ha sido mi tipo de lectura en cuanto a trama, elenco o estilo.


Leyna


Reseña: Lady MacBethad

 

Como hija de un rey destronado y descendiente de druidas ancestrales, Gruoch está llamada a ocupar su lugar en la historia. Cuando era una niña, su abuela vaticinó que sería reina de Escocia. Y años despues, cuando se compromete con Duncan, heredero al trono, parece convertirse en realidad. Abandona su hogar, a su familia y a su buen amigo para viajar al trono de Scone y sellar su destino. Sin embargo, nada ocurre como espera. La corte está llena de palabras taimadas y rostros hostiles, de mujeres desesperadas por usurparla y personas cuyas intenciones son un misterio. A medida que se acerca su coronación, un cruel giro del destino obliga a Gruoch a huir de Duncan; ahora está sola y a merced de un viejo enemigo. Tras casi haber perdido la esperanza de convertirse en reina, hará todo lo posible por sobrevivir, mientras lucha por cumplir el destino que le ha sido vaticinado.


Es increíble cómo la autora construye una historia sobre juegos de poder, crueldad y supervivencia a partir del personaje de Lady Macbeth. Me gustan mucho las tramas con intrigas palaciegas y donde diferentes bandos batallan para conseguir aliados, manipular y evitar crearse enemigos. Me enganchan los argumentos llenos de venganza, traición y con un elenco repleto de personajes de los que no sabes si fiarte.

Gruoch es una joven que se ha visto obligada a crecer y madurar demasiado pronto. Desde que su abuela profetizó que algún día sería reina ha tenido ese único objetivo. Fue una niña inocente que acabó convirtiéndose en una reina despiadada, y este libro logra que podamos entenderla y empatizar con ella al comprender la soledad que sentía y lo dura que tuvo que volverse en el juego de supervivencia en el que se convirtió su vida. Sin embargo, es un personaje complejo que también se muestra egoísta y fría en muchas ocasiones, incluso con personas cercanas. Veremos cómo sus motivaciones son el interés y el ansia de poder. Me encantaron su inteligencia, su confianza en sí misma y su ingenio. Por eso he disfrutado tanto encontrando a una protagonista con matices y que es capaz de provocar tantas emociones al leer su historia. 

La ambientación está muy lograda: nos sitúa en la Escocia de la edad media, cuando el cristianismo comenzó a introducirse. La pluma de la autora hace que el ritmo sea ágil y que podamos imaginarnos las descripciones y localizaciones a la perfección.

Adoro la forma en que Isabelle Schuler refleja la ambición y muestra cómo el poder corrompe a la gente. Resulta sumamente interesante leer los entresijos e intrigas, los planes de venganza y lo que hace el elenco no solo para conseguir poder sino para mantenerlo.

Quiero aclarar que, aunque la base de la historia es la profecía que tuvo la abuela druida de Gruoch y a pesar de que en la sinopsis hablan de poderes ancestrales, este libro no es una obra de fantasía. Se trata de ficción histórica y, aunque la fantasía es mi género favorito, no he echado en falta sus elementos.

Si os gustan las luchas de poder y leer sobre personajes ambiciosos y complejos este es vuestro libro.


Lady MacBethad está bien escrito, es interesante y su protagonista no dejará indiferente a nadie.

Leyna

Related Posts with Thumbnails